La fibromialgia es una enfermedad crónica, por lo que actualmente no tiene curación. Se pueden mejorar los síntomas así como conocer los factores que agravan la enfermedad o la mejoran. Hay que aprender a modificar actitudes personales y pautas de conducta en nuestra vida diaria. Sobretodo es importante tratar los posibles problemas psicológicos y emocionales, practicar ejercicio físico moderado y tomar la medicación necesaria prescrita previamente por un profesional.

Estudios realizados en este sentido, concluyen que puede ser más incapacitante que otras patologías crónicas como la artritis reumatoide, bronquitis crónica, diabetes, etc. En cuanto al grado de incapacidad es variable y también depende de que se sumen otras patologías asociadas.

A pesar de no contar con una cura, sí que es posible atenuar los síntomas de la fibromialgia y mejorar el bienestar en gran medida. Son muchas las personas que afirman sentirse mejor de cara a la enfermedad que en años pasados, lo cual aunque no es del todo lo que los pacientes de esta dolencia desean escuchar, sí que es todo un triunfo.

Hace algunos años se publicó la noticia de una posible cura de la fibromialgia, enfocada como un tratamiento efectivo que hace desaparecer los síntomas y aumenta en gran medida la calidad de vida, rebajando muchos de los dolores crónicos.

Pese a ser prometedor, no resultó ser la noticia que todos esperábamos. Algunos de los pacientes que creían tener fibromialgia diagnosticada podrían estar sufriendo en realidad una condición que afecta a la espina cervical, que podía ser operable para atenuar o incluso eliminar por completo todos los síntomas (similares a los de esta dolencia) llamada malformación de Chiari, o síndrome de Arnold Chiari, que puede ser adquirida o congénita.

Malformacion de Chiari

Para estar informado de todos los avances médicos relacionados con la fibromialgia, te recomendamos suscribirte. También te animamos a visitar frecuentemente nuestra sección de artículos.