La fibromialgia es una enfermedad crónica que fue descubierta muy recientemente y, por el momento, no se ha hallado un tratamiento que lleve a la curación definitiva. Sin embargo, no todo está perdido, pues con una serie de pautas, procedimientos y medicación, es posible atenuar los síntomas de  la enfermedad en gran medida.

Este tratamiento es complejo y se necesita la combinación de diferentes modalidades terapéuticas. Algunas de las recomendaciones a seguir en un tratamiento multidisciplinar y en diferentes áreas:

Educación

Sin duda, la  faceta más importante para mantener una buena calidad de vida después de ser diagnosticado con fibromialgia es educarse sobre la enfermedad y así, poder adaptar tu estilo de vida a las nuevas circunstancias.

Farmacos

Tratamiento Farmacologia

Por el momento, no existe ningún medicamento aprobado directamente por la Agencia Europea del Medicamento indicado para el tratamiento de la enfermedad. No obstante, hay gran variedad de fármacos muy comunes que nos pueden ayudar y paliar gran cantidad de síntomas de la fibromialgia:

  • Antiinflamatorios: diversos estudios han negado la evidencia de mejoras con el tratamiento de fármacos antiinflamatorios. Es por esto que no se recomienda su uso
  • Anticonvulsionantes: mediante el uso de gabapentina y pregabalina hay evidencia de mejoras en la calidad de vida, reduciendo en muchos casos el cansancio o el dolor.
  • Analgésicos: con el objetivo de atenuar el dolor son eficaces paracetamol y tramadol.
  • Antidepresivos: la amitriptilina es útil en casos de trastornos anímicos relativos a la fibromialgia, mejorando también la calidad del sueño. Otros antidepresivos pueden ser la paroxetina o la venlafaxina.
  • Ansiolíticos o relajantes musculares: no hay evidencias de mejoras con el uso de este tipo de fármacos. Además, hay riesgo de crear dependencia.

Hay que destacar que la mayoría de estos medicamentos y fármacos requieren de prescripción médica y previo diagnóstico de la enfermedad, bajo ningún concepto recomendamos automedicarse con alguno de estos productos sin la supervisión activa de un médico cualificado y con experiencia en el tratamiento de pacientes con fibromialgia.

Rehabilitación


Rehabilitacion pilates

Con el fin de mantener el tono muscular y mantener una vida activa, recomendamos realizar sesiones de actividad física de carácter rehabilitador y de baja intensidad.

Ejemplos de estas actividades pueden ser bicicleta estática, yoga, estiramientos y prácticas similares. Lo más importante es que el paciente note una mejoría con la práctica de estas actividades pero que también disfrute haciéndolas!

Psicología

Generalmente, cuándo un paciente es diagnosticado con fibromialgia, ya lleva cierto tiempo combatiendo la enfermedad, pero desde el desconocimiento. Esto implica una carga de estrés muy grande e incluso, en algunos casos, depresión.

Si has sido diagnosticado con fibromialgia, recomendamos, que al menos consideres la posibilidad de ponerte en contacto con un especialista psicológico, y si tiene experiencia con pacientes de fibromialgia muchísimo mejor.

Ocupación

Para conocer cómo afrontar las dificultades funcionales de la vida cotidiana, tendremos que establecer algunas rutinas con el fin de mantenernos activos durante el día y nos ayuden a conciliar el sueño por la noche. Más adelante escribiremos en este mismo blog varias buenas prácticas que a nosotros nos han ayudado a lograr ese fin, así como lo que recomiendan los especialistas.

 

 

Lecturas recomendadas sobre tratamiento fibromialgia

A continuación te ofrecemos una selección de lecturas recomendadas sobre tratamiento fibromialgia disponibles en Amazon.